Avisar de contenido inadecuado

Erwinia Tracheiphila

{
}

INTRODUCCION

Esta enfermedad de la marchitez vascular causada por la bacteria Erwinia Tracheiphila, afecta sólo a ciertos miembros de la familia del pepino; incluyendo la calabaza y el melón. La sandia es inmune, y no esta demás destacar, q ciertas variedades de pepinos y calabazas tienen distintos grados de resistencia a este enfermedad. La marchitez bacteriana causa perdida de 10 a 20 por ciento de la superficie plantada sin rociar de las cucurbitáceas susceptibles.

         Los anfitriones preferidos de E. Tracheiphila, son de las familias cucurbitáceas (especies silvestres y cultivadas), de los cuales los pepinos son “los más susceptibles” de acogida, seguido del melón, y la calabaza. (Agrios, 1978). Sandia, sin embargo, es extremadamente resistente a la marchitez bacteriana. Watterson et al. (1971) probaron 14 cultivadores de sandia, y constato, que cada una era susceptible al potágeno, cuando las plantas estaban con las hojas de la etapa 1ª, pero las plantas  inoculadas en la hoja de la 10 etapa no presentaban síntomas de marchitez bacteriana, aunque, aislamientos de estas plantas, indica que la bacterias estaban presentes.

  

Erwinia Tracheiphila    

Es un género de bacterias de la familia  Enterobacteriaceae.  Su nombre proviene de Erwin  Smith, el primer fitobacteriólogo. Todas las especies de este género son patógenas para las plantas. La marchitez bacteriana, es una enfermedad grave de los melones. Se transmite por los escarabajos del pepino; lunares y rayas, que se alimentan del follaje    

del melón.

 Las plantas presentan hojas marchitas, por la infección, seguido del colapso de vida. (Figura). Las plantas son infectadas con más frecuencia en las primeras semanas de crecimiento.

         La bacteria se desarrolla en los tejidos floemáticos, bloquea la conducción de la savia, causando primero marchitamiento y luego la muerte de la planta.

 

 Descripción de la Enfermedad:

Organismo Ocasional: Tracheiphila de erwinia.

Gama del anfitrión: Pepino, pepinillos, melón, sandia y calabaza

 

Sucesos importantes:

El tracheiphila del erwinia, causa una bacteria, que se encuentra particularmente en Norteamérica. En Europa, aparece raramente y no causa muchos problemas.

            La marchitez es causada por la bacteria  Erwinia Tracheiphila. Esta bacteria obstruye el sistema vascular de las plantas afectadas. Las más afectadas son: el pepino, calabaza y zapallo. La bacteria pasa el invierno en los intestinos del escarabajo del pepino, y transmite la enfermedad, al alimentarse de cucurbitáceas. En general, se ve en los pepinos de principios o mediados de estación ya que la generación invernante de escarabajos de pepino, que tiene el patógeno los ataca primero. Las ramas afectadas se marchitan primero, y luego, la planta entera. Puede causar pérdidas considerables (50 a 100 %), tanto en jardines pequeños como en operaciones hortícolas de gran escala.

 

Sintomatología.-

             Los síntomas de la enfermedad, aparecen primero en una sola hoja, que de pronto se marchita y se vuelve de color  verde  pálido. Los síntomas de marchitamiento repartidas por todo el corredor a veces como recurrente en seco y los días calurosos. Pronto corredores infectados y hojas, se tornan marrones y mueren. La bacteria se propaga a través de los vasos del xilema del corredor infectado, con el tallo principal, y luego a otros corredores. Finalmente, la planta entera se marchita y muere. Menos plantas sensibles, tales como, ciertas variedades de calabazas, pueden mostrar enanismo de crecimiento antes de los síntomas de marchitez al perder impulso.

 

Los síntomas de amarilla miento, marchitez y muerte progresiva de las hojas de calabaza (Proporcionado por

la clínica de diagnostico de enfermedades de las plantas, universidad de cornell). 

 

Primer plano de los síntomas que son capaces de infectar las raíces también. (Proporcionado por la clínica de diagnostico de enfermedades de las plantas, universidad de cornell)      

 

 

            Un cremoso líquido bacteriano blanco, formado por miles de microscópicos, bacterias con forma de varilla, en ocasiones puede ser visto en el xilema de los haces vasculares del tallo. Un afectado si se corta transversalmente cerca del suelo  la apretó. Este exudado bacteriano, que forma finos hilos brillantes (como la tela de araña). Si un cuchillo o un dedo, se presiona firmemente contra la superficie del corte, y luego lentamente atraído alrededor de 1 cm.

            Dos extremos de los tallos se pueden juntar, exprimido, a continuación, separados en busca de hembras brillantes de la bacterias. La savia de una planta sana es acuosa y no cadena. A veces ayuda que, esperar varios minutos después del corte, para realizar la prueba. Esta técnica es útil en el diagnostico de campo, para separar esta enfermedad de otros marchitamientos vasculares. Tenga cuidado, sin embargo,  que la técnica de siempre no funciona, (es decir, sin condiciones bacterianas, la planta aun está infectada). Es test funciona mejor para los pepinos que para los melones.

            El fruto también puede mostrar síntomas. Formándose pequeños parches empapados de agua, en la superficie. Estos parches finalmente se convierten en manchas brillantes en la fruta podrida.

 

Ciclo de la Enfermedad.-

            La marchitez bacteriana es una enfermedad inusual, en que el patógeno bacteriano puede sobre vivir al invierno. Solo en el tracto digestivo de los escarabajos del pepino; de rayas y manchas. En la primavera de la tierra, las bacterias invernan en hojas de cucurbitáceas en el excremento fecal de los escarabajos, que han comenzado a alimentarse de plantas. Las bacterias no pueden infectar a las plantas a través de heridas producidas por la alimentación de los escarabajos y otros insectos masticadores. Tampoco puede hacerlo a través de aberturas normales de la planta (estomas y hidatodos); ni son ejercidas en la semilla. El aparato bucal para contaminarse con la bacteria, es mientras se alimenta de las hojas infectadas.

            De esta manera, los escarabajos transmiten la bacteria a las próximas tres o cuatro plantas en la cuales se alimentan. Los escarabajos, al parecer prefieren alimentarse de las plantas con síntomas de marchitez bacteriana. Afortunadamente, solo un pequeño número de escarabajos, se convierten en portadores activos de las bacterias y la infección, solo puede tener lugar cuando hay una película de agua sobre la hoja, suficientes para que las bacterias, alcancen una herida y entren en la hoja de tejido interno.

           Las condiciones climáticas tienen un efecto indirecto sobre la enfermedad. Las condiciones  ambientales que favorecen ovenwintering, alimentación, y reproducción de los escarabajos del pepino, que afectara a la prevalencia, de la marchitez bacteriana. Un año con una buena cubierta de nivel de invierno, seguido de un calentamiento de marzo y abril, se puede esperar que aumente el número de escarabajos, y por tanto, acreciente la incidencia de marchitez bacteriana.

 

Medidas de Control.-

El control de la marchitez bacteriana, comienza con la intervención a los escarabajos del pepino. Use un insecticida sistémico que proporcione 36 días de control de escarabajos. Existen varios métodos efectivos para controlar la bacteria. Arar los residuos de los cultivos y el buen saneamiento del campo. Eliminación de malezas cucurbitáceas silvestres, es importante, ya que pueden servir como fuentes de inoculó. Un buen control de los escarabajos es una necesidad. Actualmente no hay melón resistente a la marchitez bacteriana.

 

Control Químico.-

El control químico es el más usado, con productos como Clorpirifos y Carbofuran para el estado larval y Endosulfan, Malation, Metomil y Permetrina para el estado adulto. Sin embargo los insecticidas recomendados son a menudo tóxicos para los polinizadores y no debe aplicarse durante la polinización. Además, los escarabajos, se debe controlar con prontitud a fin de limitar la multiplicación y propagación del agente patógeno.

 

BIBLIOGRAFIA

 

Rand, FV y Enlows EMA. 1920. La marchitez bacteriana de las cucurbitáceas. EE. UU.  Departamento de Agr. Bull. 828 43 pp.

 

Reed, GL, y Stevenson WR. 1985. Resistencia a la marchitez bacteriana en los cultivares de melón comercial. Indiana Academia de Ciencias 94: 131-140.

 

Staub, JE, y Peterson CE. 1986 Las comparaciones entre la marchitez bacteriana suscetibles gynoecious pepinos resistentes y líneas y de la progenie F1. HortScience 21:1428-1430.

 

Watterson, JC, Williams HP, y Durbin RD. 1971. Respuesta de las cucurbitáceas de tracheiphela Erwinia. Enfermedades de Plantas Reporter 55:816-819. Octubre 1992.

{
}
{
}

Deja tu comentario Erwinia Tracheiphila

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre